Lo prohibido nunca fue tan tentador.